domingo, 1 de mayo de 2016

Evangelio 01-05-2016

Domingo 6º de Pascua
(1 de mayo de 2016)


(Juan 14, 23-29)

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:

-- El que me ama guardará mi palabra y mi padre lo amará, y vendremos a él y haremos morada en él. El que no me ama no guardará mis palabras. Y la palabra que estáis oyendo no es la mía, sino del Padre que me envió. Os he hablado ahora que estoy a vuestro lado; pero el Paráclito, el Espíritu Santo, que enviará el Padre en mi nombre, será quien os lo enseñe todo y os vaya recordando todo lo que os he dicho. La Paz os dejo, mi Paz os doy: No os la doy como la da el mundo. Que no tiemble vuestro corazón ni se acobarde. Me habéis oído decir "Me voy y vuelvo a vuestro lado." Si me amarais os alegraríais de que me vaya al Padre, porque el Padre es más que yo. Os lo he dicho ahora, antes de que suceda, para que cuando suceda, sigáis creyendo.

Palabra del Señor
.

sábado, 30 de abril de 2016

San José Obrero en su barrio, en el mundo

Desde que el 1 de mayo de 1955, el papa Pío XII instituyera la fiesta litúrgica de San José Obrero, numerosos templos han sido consagrados al bendito carpintero de Nazaret. Así, hoy podemos encontrar muchas iglesias y parroquias por todo el mundo. Desde ciudades en Argentina, México, Italia, o Francia, hasta la de Nairobi en Kenia –visitada por su Santidad el papa Francisco en 2015 - pasando por tantas otras a lo largo de la geografía española y cuyo extenso número dificulta su enumeración aquí.

Pasó no mucho tiempo, hasta que el 25 de julio de 1958 fuese bendecida la iglesia de San José Obrero por el entonces arzobispo de Sevilla don José María Bueno Monreal. En unos terrenos cedidos por don Joaquín Benjumea Burín, se ubicaba entre huertos al final de la calle Arroyo, colindante con El Fontanal, Árbol Gordo, y con el nuevo e incipiente barrio al que ya daba nombre y cuyas 400 viviendas pronto serían habitadas. Venía a cubrir las necesidades de culto en aquella zona de la cuidad.

Fue el 19 de marzo de 1960, cuando la bendita imagen del santo Patrón y patriarca, el que pronto sería “santo y seña” de nuestra hermandad, llegó a la que se convirtió en su casa, trasladado solemnemente desde los Salesianos de la Santísima Trinidad, en cuyos talleres fue restaurado tras llegar de la localidad cacereña de Hervás.

Ese mismo año, la iglesia de San José Obrero fue erigida como Parroquia al desmembrarse de la de Nuestra Señora del Reposo, dado el notable y rápido crecimiento de población. Poco a poco, la colación de San José Obrero sonaría con nombre propio en las crónicas de la época, entre las otras zonas más conocidas por ser anteriores.

Hoy, la de San José Obrero –y San Francisco de Paula- es una extensa feligresía que en los últimos años ha visto crecer su número de habitantes. No le faltan rincones, algunos un tanto esquivos, donde puede advertirse la impronta que el Patrón ha venido dejando a lo largo de estos casi sesenta años: Azulejos desconchados con su efigie y cuadros con antiguas fotografías que lo muestran en alguna singular escena del pasado -recordándonos también a quienes nos fueron dejando- , se van mezclando con otras imágenes más recientes, “en color”, o con carteles que anuncian su anual procesión, pegados con el celofán que amarillea un poco más cada mes de mayo.

Nuestra hermandad, como una suerte de extensión del barrio y la feligresía donde radica, tiene razones para alegrarse al trascender más allá de las líneas que podrían trazase sobre un plano como el que cuelga en una pared del despacho parroquial; gracias a sus hermanos que logran, viviendo en cualquier barrio de Sevilla, en otras ciudades e incluso en otros países, que San José Obrero, además de la devoción universal que es, sea un barrio que no quepa en sus calles.

Hoy, lo viejo se hace nuevo, y viceversa. Porque acaba siendo fácil perder la noción de los años que trascurren, más cuando su hilo conductor se mantiene constante: discreto aunque cercano, vigilante y protector. Así es San José Obrero, el primer vecino de su barrio.

Manuel Martín Vaquero

lunes, 25 de abril de 2016

Cultos y actos en honor a San José Obrero

SOLEMNE TRIDUO EN HONOR 
A SAN JOSÉ OBRERO

Durante los días 27, 28 y 29 de abril, comenzando a las 19:30 h. consagraremos Solemne Triduo en honor a nuestro titular San José Obrero, con predicación a cargo de la comunidad Mínima.



JURAMENTO DE REGLAS

El jueves día 28 de abril, durante el segundo día del triduo a San José Obrero, se realizará acto de juramento de Reglas de nuevos hermanos/as.


PAPELETAS DE SITIO

Los hermanos que deseen acompañar a la bendita imagen de San José Obrero, portando vara, insignia o cirio deberán obtener su papeleta de sitio durante los días 27, 28, 29 y 30 de abril, en horario de 21 a 22 horas, en la casa de hermandad.

Las papeletas tienen establecida una limosna mínima de cinco euros, sin perjuicio de aportar una cantidad superior quien así lo tenga a bien.

Las insignias podrán solicitarse en los días del Triduo. El cortejo se organizará según la antigüedad de los hermanos/as. Su disposición será la siguiente: Cruz de guía y faroles, Banderín del Grupo Joven y varas, Bandera de San Francisco de Paula y varas, Bandera Concepcionista y varas, Libro de Reglas y varas, Estandarte y varas, Presidencia, acólitos y monaguillos, paso de San José Obrero, Agrupación Musical.

Recordamos a todos los hermanos/os portar su medalla y presentar una indumentaria acorde al decoro requerido.


DEVOTO BESAMANOS Y OFRENDA FLORAL

El sábado día 30 de abril, de 10 a 14 h. y de 17 a 21 h. la bendita imagen de San José Obrero permanecerá expuesta a la veneración de hermanos y fieles en Devoto Besamanos.

El mismo día a las 18:30 horas, se efectuará la tradicional Ofrenda Floral por los niños del barrio. Durante esa mañana, en la puerta de la Parroquia podrán adquirirse los claveles blancos.

Se partirá del Instituto Antonio Machado (calle Arroyo) siguiendo por Guanahaní, Álvarez Duarte, Nicasio Gallego, Iriarte, Samaniego y ofrenda en el interior del Templo. Abrirá el cortejo la Sección Musical Los Gitanos.



Al término de la ofrenda, se ofrecerá a los niños la acostumbrada merienda en el recinto parroquial (Patio "Padre Víctor García").


VELADA POPULAR DE SAN JOSÉ OBRERO

La tradicional velada popular en honor a San José Obrero tendrá lugar en el Patio "Padre Víctor García" (entrada por calle Iriarte) durante los días 28, 29 y 30 de abril a partir de las 21 h.

Podrá disfrutarse del ambigú selecto y diversas actuaciones musicales, en el ambiente familiar de convivencia que caracteriza la ocasión.


FUNCIÓN PRINCIPAL DE INSTITUTO

El domingo día 1 de mayo a las 12:30 h. nuestra Hermandad celebrará Función Principal de Instituto, donde se efectuará pública Protestación de Fe.


SOLEMNE PROCESIÓN DE SAN JOSÉ OBRERO

El mismo domingo día 1 de mayo tendrá lugar la solemne Procesión de San José Obrero.

Partirá del Templo parroquial a las 19 horas, con el siguiente itinerario previsto: Samaniego, Padre Isla, Guanahaní, Imaginero Luis Álvarez Duarte, Nicasio Gallego, Iriarte, Samaniego, Antonio Filpo Rojas, San Juan Bosco, Jabugo, Francisco de Ariño, Maestro Gómez Zarzuela, José María de Mena, Nicasio Gallego, Iriarte, Samaniego, y entrada en la Iglesia Parroquial a las 23:15 h. aproximadamente.

Acompañará la Agrupación Musical Nuestro Padre Jesús de la Salud, de la hermandad de Los Gitanos. La cuadrilla de costaleros estará dirigida por D. Antonio Santiago Muñoz y sus auxiliares.


domingo, 24 de abril de 2016

Evangelio 24-04-2016

Domingo 5º de Pascua
(24 de abril de 2016)


(Juan 13, 31-33a.34-35)

Cuando salió Judas del cenáculo, dijo Jesús:

-- Ahora es glorificado el Hijo del Hombre y Dios es glorificado en él. (Si Dios es glorificado en él, también Dios lo glorificará en sí mismo: pronto lo glorificará.) Hijos míos, me queda poco de estar con vosotros. Os doy un mandamiento nuevo: que os améis unos a otros como yo os he amado, amaos también entre vosotros. La señal por la que conocerán todos que sois discípulos míos, será que os amáis unos a otros.

Palabra del Señor
.


domingo, 17 de abril de 2016

Evangelio 17-04-2016

Domingo 4º de Pascua
(17 de abril de 2016)


(Juan 10, 27-30)

En aquel tiempo, dijo Jesús:

-- Mis ovejas escuchan mi voz, y yo las conozco y ellas me siguen, y yo les doy la vida eterna; no perecerán para siempre y nadie las arrebatará de mi mano. Mi Padre, que me las ha dado, supera a todos y nadie puede arrebatarlas de la mano de mi Padre. Yo y el Padre somos uno.

Palabra del Señor
.